Header AD

Valientes: Lo que todo padre debe saber

Alguien por ahí cercano a mí me hablo de esta película, y me enseño la escena final, disimule tan bien para que mis lágrimas no se derramarán, me llegó mucho, ésta se llama Courageous, en español sería Valientes o Reto de Valientes.
Se trata de cuatro agentes de policía en Albany, Georgia, que quieren hacer su mejor esfuerzo para que su trabajo no se sobreponga en su esfuerzo por ser padres. La tragedia golpea a una de las familias de los oficiales, lo que causa que los demás se unan en torno a él y se comprometan a ser padres más comprometidos.
image
Este es el discurso final, es la parte más emocionante, cada una de las palabras llegan al alma, hacen que el corazón se te vuelva chiquito.  Son palabras para que los hombres reflexionen, recapaciten y comprendan sus deberes y obligaciones como padres.
“Como oficial de la ley, he visto de cerca que el profundo daño y devastación que la falta de un padre produce en la vida de un niño.  Nuestras prisiones están llenas de gente que fueron descuidados y abandonados por sus padres, heridos por los hombres más debieron amarlos; muchos de estos niños siguen el mismo patrón de irresponsabilidad que el de sus padres.
Mientras que muchas madres se sacrifican por ayudar a que sus niños sobrevivan, no es su misión que carguen por si mismas con todo ese peso… Gracias a Dios por ellas.
Hay estudios que indican que un niño también necesita desesperadamente un padre, no hay duda al respecto.  Como saben, a principios de año, mi familia soportó la pérdida de nuestra hija de 9 años, Emily; su muerte me obligó a ver que no sólo había aprovechado el tiempo valioso que tuve con ella, sino que tampoco había comprendido cuan crucial era mi rol como padre para ella y para nuestro hijo Dylan, desde que se fue le pedí a Dios que me mostrara en su palabra como ser el padre que debo ser.
Ahora creo que Dios desea que cada padre se proponga valientemente hacer lo que haga falta para involucrarse en la vida de sus hijos, pero además de estar allí o proveer para ellos, debe caminar a su lado, acompañándolos y siendo una imagen clara del carácter de Dios, su padre celestial.
Un padre debe amar a sus hijos y buscar ganarse su corazón, debe protegerlos, disciplinarlos y enseñarles la palabra de Dios; debe enseñarles a caminar con integridad y respetar a los demás, debe instar a sus hijos que sean hombres y  mujeres responsables para que vivan sus vidas según los valores eternos.
Algunos hombres escucharan y lo ignoraran pero les digo que como padre, son responsables ante Dios sobre la posición de influencia que Él les ofreció, no pueden quedarse dormidos al volante para despertar un día y darse cuenta que su trabajo o sus hobbies no tiene valor eterno, como lo tienen la vida de sus hijos.  Algunos hombres escucharan esto y se burlaran, pero no tendrán la fuerza de aplicar, en cambio vivirán para ellos mismos y desperdiciarán la oportunidad de dejarle un legado a la próxima generación.
Pero habrá otros hombres que a pesar de los errores cometidos en el pasado, a pesar de que nuestros padres no hicieron por nosotros, pondremos todo el empeño posible y dedicaremos el resto de nuestros días para amar a Dios y enseñarles a nuestros hijos que hagan lo mismo.
Y cuando sea posible amar y ser el mentor de quienes no tienen un padre en sus vidas pero que necesitan ayuda y dirección con desesperación; invitamos a cualquier hombre cuyo corazón tenga la voluntad de unirse a nosotros esta resolución, en mi hogar esa decisión ya fue tomada.
No pregunten ¿quién guiará a mi familia que porque por la gracia de Dios? Yo lo haré, no tendrán que preguntar ¿quién le enseñará a mi hijo seguir a Cristo? porque Yo lo haré, ¿quién aceptará la responsabilidad de proveer y proteger a mi familia? Yo lo haré, ¿quién pedirá a Dios que rompa la cadena de esquemas destructivos en mi historia familiar? Yo lo haré, ¿quién orará y bendecirá a mis hijos para que realicen con valentía lo que Dios les pida hacer? Yo soy su padre, yo lo haré.
Acepto esta responsabilidad y es mi privilegio abrazarla, deseo la gracia de Dios y su bendición en mi hogar; cualquier hombre lo desea por esto ¿ a dónde están los valientes? ¿dónde están los padres temerosos del Señor? Es la hora de levantarnos y responder al llamado que Dios les has hecho y decir ‘¡YO LO HARÉ! ¡YO LO HARÉ! ¡YO LO HARÉ’”.
[ACTUALIZADO]
Miren desde el minuto 15:00 que es la parte del discurso

Valientes: Lo que todo padre debe saber Valientes: Lo que todo padre debe saber Reviewed by Vivian Tomalá on 2:51:00 p.m. Rating: 5

Post AD