Contact

13 de mayo de 2011

Cartas de My Sassy’s Girl

 

Querido Charlie:

Hola.  ¿Cómo estuvo tu año?
Charlie, tengo algunas cosas que decirte.
Cuando nos conocimos, dije que mi prometido había terminado conmigo.
Te mentí.  La verdad es que murió.
Lo único que escribía en su nota fue que lo sentía...
pero que había demasiado dolor.
Quedé destrozada. No podía aceptarlo.
Comencé a beber, como ya te diste cuenta...
no lo hago muy bien.
Con frecuencia algún desconocido me traía a casa en taxi,
y por eso mi padre se portó así contigo...
En serio, si llegarás a conocerlo, sabrá que es un hombre muy bueno.
La mamá de mi prometido y yo eramos muy cercanas.
Traté ir a verla después de que él murió.
me dijo que quería a presentarme a un gran hombre.
Ni siquiera lo considere.
Y entonces te conocí.  Tú me lo recordabas.
Ambos eran fuertes, amables y seguros sí mismos.  A su manera. 

Charles Bellow.  Charlie.

Hasta te parecía a él.  Y habían otras semejanzas.
Detalles pequeños, pero importantes.
Nos conocimos en el metro.  Igual que tú y yo.
También me ofreció su pañuelo.
En ese entonces estaba muy enferma, y él me cuidó, igual que tú.
A medida que  tú y yo nos ibamos conociendo,
sentí que la nube se disipaba un poco.
Pensé que se debía a las similitudes que había entre tú y él.
Y decidí que hicieramos todo lo que hice con él.
De tal manera que sería como si no se hubiera muerto y el dolor se cesaría.
Él me llevó una rosa a clase cuando cumplimos 33 días,
Te pedí que hicieras lo mismo.
Como él y yo planeamos nuestro futuro bajo este árbol.
También lo escogí para ti y para mi.
Como él y yo teníamos un restaurante favorito, te llevé ahí.
Como él murió en el mar, te presioné para que saltaras.
Y luego te salvé.
Todo fue una locura egoísta de mi parte, y sé que está mal...
Pero a veces el dolor nos enloquece.  No dió resultado.
Y hubo un momento en que me di cuenta...
De que no me gustabas porque ser como él,
Me gustabas porque me gustabas tu.
Cada vez que empezaba a sentirme feliz, prefería ponerme un alto.
Se sentía mal por ser feliz,
Se sentía mal por dejar el recuerdo, por olvidarme de él.
Aunque fuera por un instante.
Sentía que lo estaba traicionando.
Lo único que podía hacer era lastimarte y yo no soy así, Charlie.  No soy así.
Y espero poder demostrarlo algún día.
Tenía que hacer algo.
Para que pudieramos tener un futuro, tenía que romper con el pasado.
Y para eso, necesitaba tiempo.
Espero haber sanado con este año de separación.
Y estar sentada a tu lado, mientras lees esta carta.
Pero si no estoy, no es porque no te ame. porque si lo siento.
Y no es porque no te extrañe, porque ya te extraño.
Solo significará que ya no estaré mejor.  Y que la historia no termina.
¿Me esperarás Charlie?, ¿puedes esperar?
Con todo mi corazón espero que puedas.

Te quiero, Jordan.

Querida Jordan:

Esta es la historia de la primera y última vez…
que me enamoré y de la hermosa…
complicada y fascinante mujer…
que habita en mi alma.
Estoy casi seguro que de mañana me dejarás…
… así que te lo diré ahora que aun puedo.
Estemos juntos o separados…
tú siempre serás la mujer de mi vida.
Al único hombre que envidiaré…
será al que conquiste tu corazón…
… y siempre creeré que mi destino es ser ese hombre.
Si nunca nos volvemos a ver…
y sales a caminar algún día…
y sientes una cierta presencia a tu lado…
seré yo…
amándote…
… desde dondequiera que esté.