Contact

12 de diciembre de 2010

Tropiezos

Cuántas veces tenemos que tropezar con la misma piedra con la que anteriormete nos hemos dicho “No me volverá a pasar” “Esta vez no será como las otras", sin embargo es lo mismo, siempre se vuelve a repetir la misma historia: lo conoces, te dejar envolver, caes, sales mal parqueada y lo peor de todo te quedas tragada con todo lo que llevas por dentro ¡Qué buen chiste! –NO-.  Después de todo, te das cuenta sigues marcada por aquella maldición que te ha estado persiguiendo por toda tu puñetera vida “no logras ser feliz totalmente”, claro luega te acosan los malditos recuerdos, pareces María Magdalena llorando por algo que nunca fue tuyo (fue prestado), sales a caminar, tratas de pensar en otra cosa, a entretenerte pero por todos lados te siguen cosas que te recuerdan a ese fantasma porque esa es la palabra exacta ‘fantasma’, esa cosa que quieres borrarlo de tu vida, dejarlo en ese pasado enh la que tanta veces intentas sacarlo y te dices que se te hace imposible; a veces lo maldices, lo insultas y lo peor de todo es lo que la tentación es buenísima que te da ganas de llamarlo, de buscarlo exactamente es una maldición completa.

La pregunta es ¿por qué nos comportamos así? o tal vez haya tantas interrogantes con respeto a ese tema como por ejemplo ¿se les hace tan fácil acostarse con una y con otra? ¿Piensan que las mujeres somos trofeos para su colección? y las más grandes ¿Por qué nos dejamos tratar de esa manera? pensará que tiene que ver una pregunta con las otras, pero en realidad son incógnitas que nunca tendrán respuestas…

P.D.

Esto fue escrito 24/07/2003, 15.19 pm…