Contact

15 de junio de 2010

Cosas para pensar

Hace unos minutos llegué con mi hermana de las clases de catecismo para padres que recibimos por la preparación de la primera comunión de nuestros hijos, claro primero tenemos que asistir a misa y hoy el padre que no me acuerdo su nombre, no es porque sea mezquino, me cae bien porque dice las cosas como son o sea a lo morocho, hoy en el evangelio dijo algunas cosas que me cayeron como anillo al dedo, ya estoy pasando por ciertos malos ratos que sé que los superaré pero tampoco me dejaré caer, I’m strong…

Solo leanlo y si les llega al guacho pues habré hecho mi buena obra del día:

El amor a los enemigos

Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo.
Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores;
así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos.
Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos?
Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos?
Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.

Mateo 5, 43–48

Solo piensenlo…