Contact

17 de diciembre de 2009

Somos ángeles o demonios

¿Cuál es la verdadera lección que nos da la vida? ¿Cuál es el camino preciso en que debemos andar?  Acaso estamos expuestos a tomar tantas decisiones, a que cada paso que demos siempre tenga a ver un obstáculo, será que el Todopoderoso nos tiene a prueba cada segundo de nuestra existencia.

¿Como ser un buen ser humano? Es una excelente pregunta que todos nos hacemos diariamente, la mayoría pensamos que al madurar ya los somos, que haciendo acciones de bien también lo es, yo creo que nos ganamos ese título cuando tenemos un buen corazón y gran alma; como dije anteriormente eso de hacer obras de caridad siempre no nos hace serlo como dice el refrán "Lo que haga tu mano derecha, que no lo sepa tu mano izquierda”, y eso de madurar pues tampoco porque nunca una persona va a llegar a ese alto de nivel de la maduración absoluta, porque nos seguiremos comportando como típicos chiquillos que al cualquier tropiezo o estupidez que cometamos necesitaremos un pequeño halón de oreja, como se diría darnos una advertencia, la verdad es que nadie es perfecto.

¿Por qué tenemos otorgaron tantos defectos y virtudes? Soy sincera solo los que tienen una fe grande pueden tener muchas virtudes, el hombre es más bien conocido por sus defectos que por sus virtudes, porque si nombráramos algunas saldrían los pequeños pecados: la avaricia, la envidia, la superioridad, porque tenemos que sentir superiores a los demás, hay algún éxtasis en hacerlo, para mí son personas mediocres, como vi en una película que esas personas les gusta hacerlo porque no les gusta ver lo realmente son o realmente sienten tanta inferioridad de si mismo que prefieren descargarla hacia los demás.

A qué punto quiero llegar, pues el ser humano es una de las especies mas depredadoras, hasta podría decir que es peor que los animales salvajes, porque así como el león después de haber atacado a su presa le desgarra su carne, el humano, no podría decir inconscientemente, lastima muchas veces de la manera mas vil y mas malévola, que con solo unas cuantas palabras que pronuncia serian armas mortales, en su totalidad nadie es santo de devoción.

Por algo Dios nos dio conciencia, ¿realmente la usamos o la tenemos?, creo que muy poco, entonces no habría cuánta gente con sentimientos algo retóricos como asesinos, violadores, ladrones, sádicos, pedófilos, ellos no creen en el arrepentimiento ni siquiera lo tienen corazón, solo su mente enferma y siniestra los hace actuar de manera más inescrupulosa.

En su totalidad, el ser humano es un laberinto incierto, no sabremos los misterios que tiene la mente y los sentimientos, es una cajita llena de sorpresas que cada día nos da una.

Bueno es todo, me largo