Header AD

No es un adiós sino un hasta luego pero sin dolor

Como siempre he dicho o he comenzado mis posts de las tantas situaciones que me pasan a diario en mi vida, creo que he dejado hacerlo pues a veces esas mismas situaciones invaden tanto mi mente que absorven mucho de mí, baje la Bitch a la sala de mi casa porque pensaba encontrar algo de tranquilidad y silencio para poder escribir algo mío, pero en mi casa es difícil obtener eso tan anhelado.

Son muchas cosas que me han sucedido durante estos días, la ida de mi madre, la situación con mi padre, la separación con el Sr. Rountree pero eso será otro post, mis conflictos internos (también será otro post), la situación de mi hijo, la separación absoluta y legal de mis padres, no puedo decir que soy una cajita llena de sorpresas, pues siempre tengo problemas, soy predecible, ¿verdad ElBohemio?, que puedo decir, tan sólo soy un ser humano común y corriente.

El lunes mi madre regresó a su lugar de residencia, la madre Patria, España, estuvieron mis familiares por parte de ella, también se hicieron presente mis tías del lado paterno, ellas tienen una excelente relación con mi mamá, para mí es muy bueno eso, debo recalcar que mi afecto está por el lado de ellas, porque siempre se preocuparon por nosotros durante la ausencia de mi madre, en cambio el otro lado nada que ver pero eso no tiene nada con lo que deseo escribir.  Bueno puedo decir que mi relación con mi señora madre no fue del todo buena mientras estuvo aquí, pues ella conoció realmente como soy ahora, mi peor defecto, “ponerme a la defensiva de todo y ante todos”, a lo que mi querida hermana aprovechó pero no me interesa ella, y cuando estabamos en el aeropuerto ya llamaban a los pasajeros para que abordarán, me despedí de ella con un abrazo y un beso y lo más sorprendente es que no lloré, de mí no salió ni una señal de tristeza ni nada, al contrario ella estaba un mar de lágrimas porque nos dejaba, mientras estuvo con nosotros ella comenzó a sentir nuestra presencia, nuestra compañía, retomó su rol de madre, en un momento casi caigo pero en realidad no quería mostrar ese lado en mí, no quería que me vieran lo frágil que soy ante ella, además nunca me perdonaré no demostrarle lo tanto que la quiero y la necesito, ¿será que soy tan fría en sentimientos?.

Observar a mi hermana y a mis sobrinos llorar al ver marcharse a mi madre pues no sentí nada, también ví que mi hermano quería quebrantarse en llanto pero se hizo el fuerte, mis tías del lado de ella para mi opinión fingían, el lado paternal a ellas si les creía su comportamiento de dolor que expresaban, en cambio yo ahí fuerte, lo más curioso que mi tía de parte de mi madre y el que en ese momento era mi novio (ahora ex) me dijeron algo que hasta el momento no lo creo, me dijeron “La dama de hierro”, sólo porque no me expresé mi dolor en ese rato, y a la vez se fijaron que mi hijo se portó del mismo modo que yo lo hice, los dos no derramamos ni una lágrima, hacíamos como si no pasará nada, luego el Sr. Rountree me dijo “Realmente eres fría, hasta con tu mamá eres así”, pues yo le contesté “Bien sabes que no me gusta expresar lo que siento, además sé que ella volverá conmigo” y se quedó callado, luego mi madre se fue.

Toda mi familia me dice lo mismo que soy fría al expresar mis sentimientos, ¿será que en el pasado sufrí mucho y me cansé de que me vean la pobre víctima de mis sucesos?, a pesar de todo me decidí a cambiar eso y hacer fuerte ante todo acontecimiento que pase en mi vida, aparte de que lo aprendí del maestro ¿verdad?, sólo pocas personas a las que le permito ver que realmente soy un ser humano muy frágil, que llora, que siente, que sufre, y después ante la realidad debo ponerme la coraza, o como dice la canción de la española Mónica Naranjo de título Sobreviviré, “maquillaje hasta en el corazón” “debo sobrevivir”, puedo no ser expresiva pero tampoco soy un témpano de hielo, si tengo corazón.

Al día siguiente fue difícil para nosotros, ya nos habíamos acostumbrado a la presencia de ella, podía decir mi mamá volvió pero no totalmente, la extraño y la quiero y sé que la volveré a ver y volverá a mi lado.

Ya me desahogué…

Bueno eso es todo, me largo…

No es un adiós sino un hasta luego pero sin dolor No es un adiós sino un hasta luego pero sin dolor Reviewed by Vivian Tomalá on 5:00:00 p.m. Rating: 5

Post AD