Header AD

La Noche que te amé

Esto es un relato:

Era de madrugada cuando escuchaba tu voz, esa voz que me susurra para que llegara a ti; temerosa, confundida para decidirme para tomar ese paso, mi corazón latía fuertemente no sabía qué hacer y al final me decidí, decidí llegar a ti.

Salí a tu encuentro, los minutos se me hacían horas, quería verte, necesitaba sentirte, y por fin llegué, entre y te ví ahí parado lo que hice fue caminar detrás de tí y llegar a nuestro lugar, el único lugar donde vibro en tus brazos, donde soy completamente tuya.

Me saludaste y tu boca se junto con la mía, luego me fui a tu cuarto a cambiar ponerme mas cómoda como siempre lo he hecho, después me dirigí a aquella habitación donde se hallaba ese lecho donde me tomarías por completo, mientras te desocupabas en tus cosas lo que hice fue sentarme y ver mi teléfono y programarlo para la mañana a mi salida.

Luego viniste a mí, te dije que no hacia frío y que tenía calor, estábamos a oscuras pero aun así vi tu sonrisa pícara, nos acostamos tu arropado y yo viéndote, te dije que no tenia sueño y me dijiste entonces aprovechemos, me tomaste entre tus brazos y tu boca beso la mía, tus caricias envolvían mi cuerpo, sentir tus labios en mi cuello, en mi cuerpo era sublime, no podía creer que estaba contigo una noche, una madrugada. Empecé a quitarte cada parte de tu ropa sentía tu piel con la mía, Dios estábamos envueltos en el placer y la pasión, luego empezaste a quitar cada prenda y quedé sin nada pero no tenía pudor, contigo todo se me olvida.

Dos cuerpos unidos en placer, nuestras manos no se cansaban de tocarnos, de acariciarnos, estaba en ti y tú en mi, me introdujiste en el mundo de la locura, mi voz se apagó convirtiéndose en gemidos, te estaba sintiendo por lo menos ese momento fuiste mío, y fui completamente tuya.

Ahí quedamos acostados uno junto al otro, agotados por entregarnos a una loca pasión, una atracción desmedida, luego nos quedamos dormidos, me puse mal porque me diste la espalda pero luego me buscaste para que te abrazara y entregarnos a un descanso total. 

Ya era de mañana cuando me levanté y peor asustada por la hora, se me hacia tarde, me puse a pensar en la locura que había cometido, había pasado la noche contigo, amanecí a tu lado, era algo difícil todavía de creer; mientras esperaba el vehículo para que me llevará de regreso a mi hogar, lo esperé acostada y rodeada entre tus brazos, si supieras lo bien que me siento en ellos, luego me despedí dándote un beso y quedaste ahí dormido.

Si supieras todo lo que sentí, mi corazón vibró de pasión, me diste lo que una vez te pedí, me diste la noche que quería.

“And does he notice my feelings for him?
And will he see how much he means to me?
I think it's not to be
And will we ever end up together?
no, I think not, it's never to become
For I am not the one”

Sally’s Song – Evanescence

Como dije al principio es un relato real pero no mío, eso es lo bueno de escuchar a los demás.

Es todo, me largo…

La Noche que te amé La Noche que te amé Reviewed by Vivian Tomalá on 8:25:00 p.m. Rating: 5

Post AD