Header AD

Un post muy personal

Buenas, buenas a todos usuarios de este mundo underground cibernético y de la estimada blogósfera, posteo hoy como digamos un post personal de aquellos sucesos especiales que me han pasado en este weekend.

Como algunos de mis allegados sabrán este fin de semana pasé por uno de los momentos malos, el fallecimiento de mi abuelo, ayer fue su entierro para que decir hace tiempo que no pasaba por esta situación, pues hace años atrás tuve la pérdida de mi abuelo materno, luego mi tía abuela y ahora mi abuelo paterno. Diré que los sepelios en mi familia son extremadamente raros, para mi opinión me la paso riendo cuando llegué donde era el sepelio o sea en casa de mi abuelo, ví y saludé a gente que hace tiempo digo siglos que no veía, personas que no veía desde mi infancia, tíos, primos, familiares pero bien allegados, como decimos en mi familia de locos, las reliquias, todos juntos, en estos casos ahí es cuando se ve a la familia reunida.

Digo raro, porque es típico en ciertos casos en nuestra ciudad que en un sepelio o en el mismísimo entierro ventilan las lindas botellas de cerveza o trago fuerte, la gente reune sus grupitos para charlar y de una el trago, pues nosotros tampoco faltar eso, apartados estabamos mis primos, mis tíos con la brahma, riéndonos de las caras que veíamos, insisto son raras estas situaciones en mi familia.


Bueno para no alargar la cosa llegó la hora de llevar a mi abuelo a su última morada, y la sorpresa es que habían alquilado un bus para llevar a las personas hasta el Cementerio General pues la trayectoria de la caminata era larga pues del sur de la ciudad hasta allá no llegaríamos nunca a la hora que era eso; pues después de un largo camino llegamos ahí bajamos todos.

Mientras estabamos caminando mi papá estaba ya esperándonos, cuando llegamos a la entrada de la puerta #6 del cementerio, las nietas legítimas nos pusimos de acuerdo de que cargaramos el ataud, y así fue, atrás iba mi prima Lorena y mi hermana María, en medio mi prima Martha Liliana, y al frente mi prima Juana y aquí su servidora, faltaron 2 primas más, nosotras lo hicimos como dando nuestro último adíos a nuestro abuelo, lo llevamos de la puerta #6 hasta su tumba en la puerta #8, ahora en estos momentos si supieran el dolor que tengo en el hombro derecho pero lo hice con gusto.

Como siempre el ritual de despedida, la esposa de mi abuelo, todos mis tíos y mi padre también, lo sorprendente fue ver la tranquilidad que mostraba él, yo sé que por dentro estaba destrozado como dije en un post anterior, él es una de las personas que no les gusta demostrar sus sentimientos, y creo que de él he aprendido eso, aunque sé que eso es malo; luego de eso nos retiramos pero no a la casa sino que mi mamá le pidió a mi papá que la llevase a la tumba de mi abuelo materno ya que desde que ella llegó no ha ido a verlo, caminamos desde la puerta #8 hasta la 1, sentí algo feo ver a mi madre llorar ante la tumba de su padre, ella viene a verlo después de 6 años, luego de eso nos retiramos a la casa.

En la noche no podía dormir pues el insomnio invadió mis sueños, seré sincera, cuando anteriormente he pasado por estas situaciones nunca me ha gustado acercarme y ver el cuerpo inerte del fallecido pero esta vez lo ví en el entierro, esa imagen la tengo grabada en mi mente, pero yo sé que ahora tengo otro ángel que me cuidará desde ahora juntos a mis otros abuelos.

Ahora si me despido, tengo ciertas cosas que hacer, sé que para algunos que lean estos les habrá como sonado a morbo que yo haya escrito por lo que pasé ayer pero no es morbo, lo tomo como un desahogo personal, lo viví y lloré, y ahora tan solo queda continuar la vida.

Es todo, me largo…
Un post muy personal Un post muy personal Reviewed by Vivian Tomalá on 3:54:00 p.m. Rating: 5

Post AD