Contact

27 de enero de 2009

Descuidando mi salud

Buenas buenas por fin algo recuperada pues hoy no empecé bien el día pues como sabrán mi mejor especialidad es enfermarme, pues hoy también sucedió, amanecí espantosamente mal.

Ayer en la noche me encontraba en el comedor con mi familia tomando un chocolate caliente acompañado de una deliciosa tostada de jamón y queso mozzarella, entre charlas y risas, hasta el momento todo iba bien, me acosté bien, todo perfecto, la pesadilla comenzó al día siguiente a las 6 am con un maldito retorcijón en el estómago, parecía dolor de parto, imaginénse donde fui a parar, para ser breve fueron continuos dolores, de soportar tanto me puse pálida, el cuerpo me temblaba, sudaba frío, creía que me moriría (es solo una hipótesis). Luego llegó mi mamá, que por cierto ella ya está viviendo en su casa ayer se cambió del todo y a la vez lo celebraron con el “bendito chocolate”, diría yo maligno para mi organismo.

Como decía anteriormente llegó mi señora madre y me dió unas pastillas que no hay aquí, son de allá España, puedo decir que son efectivas, claro con el debido reposo que me mandé ya estoy mejor, aunque también me quiere patear de nuevo el hígado, chuta este organismo mío va de mal en peor, si me pusiera hacer un historial médico de mí misma pues si lo leerían algunos doctores cuántas puteadas recibirían aparte de las de mis queridos allegados de que no se cansan de hacerlo.


Ahora último mi suplicio es el hígado, cabe a recalcar que desde que me dió la hepatitis A viral, que es la normalita y no grave, quedé jodida con este man (el hígado), no me dió por alcohol pero si por hígado graso, tener una mala alimentación fue la que me jodió la salud, estuve sumergida en pastillas por un tiempo pero me recuperé, pero como siempre soy descuidada en mi salud me han querido dar recaídas en el cual siempre ando de precavida, o sea como término final estaré consumiendo pastillas creo que por siempre.

He dejado el alcohol pero no totalmente, siempre una cervecita vaga ó un traguito fuerte pero no en exceso, algún cigarrillo tampoco en exceso, lo que decaigo es siempre en la comida, ahí si no veo nada, aunque a veces ni como porque no me da hambre alguna, soy una total descuidada en mi salud.

Encontré una foto de como estaría mi hígado si no empiezo a cuidarme:


Esto es un hígado graso

Pastillas que tomo:

  • Hepapront
  • Kufer Q 10 Forte
  • Hepabionta


Ahora sé que debo tener más cuidado y tomarle atención a mi salud, como siempre me dice un amigo "El día menos pensado te va a dar algo realmente que es ahí que te darás cuenta y vas a reaccionar", siempre me dice eso acompañado de la puteada, ¡oh cómo se preocupa por mí!.

Mi consejo: "Cuidemonos, después lo vamos a lamentar"